La música, que los clásicos definieron como arte supremo, efectivamente es un arte, arte de comunicación de vivencias, de expresión de sentimientos, de encuentro, es el lenguaje universal en el que todos podemos entendernos y comunicarnos. La música está hecha de sonidos y silencios, de claves y de notas, de acordes que vibran al unísono y que siempre llegan a la armonía. Es arte.

Por esto hablar de música es hablar de belleza, es hablar del espacio común en donde siempre todos podemos encontrarnos. En este día 22 de noviembre, día de Santa Cecilia, patrona de la música, todo nuestro colegio crea ese espacio común donde nos encontramos para disfrutar de la música, del talento y el esfuerzo de nuestros compañeros e incluso de nuestras familias. ¡Muchísimas gracias a todos por compartirlo!