Del 27 al 31 de enero celebramos la Semana Solidaria en nuestro colegio con el fin de sensibilizar a todo el alumnado sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la ONU se ha marcado hasta el año 2030.  Se plantean 17 objetivos para transformar nuestro mundo, una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás. Incluyen desde la eliminación de la pobreza hasta el combate al cambio climático, la educación, la igualdad de la mujer, la defensa del medio ambiente o el diseño de nuestras ciudades.

Siendo conscientes de la importancia del compromiso y la implicación que todos debemos tener con el desarrollo sostenible, hemos hecho hincapié en las acciones concretas que cada uno puede realizar desde su realidad, ayudando a descubrir a los propios alumnos que pueden y deben cambiar el mundo con acciones locales.

Trabajamos desde la metodología del «Design for Change”, un modo de trabajo de cinco fases inspirada en el Design Thinking (pensamiento de diseño) que prepara las condiciones para que las cosas ocurran (siente-imagina-actúa-comparte).

En 1º y 2º de Educación Primaria nos centramos en el objetivo de desarrollo sostenible: Industria, innovación e infraestructura.

Los alumnos durante este proyecto tuvieron un primer contacto con la emprendeduría social y aprendieron cómo ser agentes de cambio.

Nuestros objetivos eran explicar qué es un emprendedor social, cuáles son sus tareas y su manera de percibir y evaluar su entorno, a través de ejemplos reales. Estimular la imaginación y la creatividad de los niños para la resolución de problemas, motivándolos a tomar acciones siguiendo la conducta del emprendedor social. Incentivar a los niños a convertirse en emprendedores, resaltando que entre todos, podemos cambiar el mundo.