Es sarcástica, curiosa y se muestra preocupada por la humanidad, estamos hablando de la pequeña Mafalda. Esta niña sueña con un mundo utópico, es amante los Beatles y mayor enemiga de la sopa. Es el tema central que  estamos trabajando durante esta semana de proyecto interdisciplinar en secundaria. Quino, el dibujante de  Mafalda, comparte su forma de pensar a través de estas tiras cómicas que tratan de temas polémicos, pero a pesar  de eso, ella ha sido bien recibida debido a su humor inofensivo, que ha sacado muchas sonrisas tanto a niños como  adultos.  

Durante este proyecto hemos realizado distintas actividades, el primer día, vimos un vídeo sobre la cronología de  Mafalda y la historia de Quino para más adelante hacer una rutina de pensamiento, en la cual teníamos que poner  lo que pensábamos, que nos preguntábamos y que queríamos investigar acerca de este divertido cómic. A  continuación, hicimos un mapa mental por parejas acerca de los diferentes y carismáticos personajes de Mafalda.  Más tarde, procedimos a trabajar de diferentes ámbitos: el social, el lingüístico, el científico y el artístico-deportivo.  Empezamos trabajando desde el ámbito social, investigamos respecto a los mapas y nos dimos cuenta de que  aquellos que conocemos y siempre utilizamos no son correctos, por lo que, en grupos de 3 a 5 personas, decimos  dibujar nosotros un mapa del mundo sobre como creíamos que es realmente, cambiando la ubicación del  continente, poniendo el norte como el sur y viceversa, etc… el cual nos sirvió para fomentar nuestra creatividad y  aprender que aquello que estaba establecido y teníamos tan normalizado quizás no fuera del todo correcto.